Contacto  
 
 
 
  
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
HISTORIA DEL SANTUARIO

4. INCIDENTE LUCTOSO
Ya se había coronado la aguja del camarín. EL 1 de Julio e 1905, a media tarde, se derrumbó uno de los andamios del interior. Cuatro de los heridos fallecieron media hora más tarde en la enfermería: Cristóbal Mudarra, Francisco Orza, José Casal y Juan Barea.

El juez ordenó la suspensión de las obras. El Sr. Arévalo retiró su representación técnica siendo sustituido por D. Manuel Carmona, maestro de obras. El Rector y los diversos responsables tuvieron que declarar en el juzgado. Fr. José, con gran serenidad, manifestó que “la culpabilidad no creía que fuese de nadie, pero la responsabilidad debía recaer sobre él, por cuanto allí sólo se había hecho lo que él ordenaba”.

Resultó esclarecedora la declaración de uno de los heridos, apodado “El Porrita”, quien manifestó ante el juez que el accidente ocurrió porque no se cumplieron las directrices de Fr. José Rodríguez, él tenía establecido que los andamios se sujetaran con maromas, mientras que en este caso los tablones sólo estaban sujetos con clavos.

Por fin continuaron la obras. Con el tiempo se recuperaron los ánimos y la obra progresó a buen ritmo: cubierta, simulación de las bóvedas, pavimentación, pintura,… Finalmente se colocó el retablo del Altar Mayor, fabricado en Valencia por José Gerique.

5. BENDICÓN E INAUGURACIÓN
Desprovista de la solería y con la torre sin rematar, la nueva iglesia se inauguró el día 14 de enero de 1906. Presidió el rito el arzobispo de Sevilla, D. Marcelo Espínola y Maestre, recién elevado al cardenalato.

El tiempo fue espléndido. El cielo diáfano. Pocas veces se vieron por estas playas tanta gente, tanto gozo y tanto fervor. La nueva iglesia resultó insuficiente. Trasladado procesionalmente el Santísimo y la imagen de la Santísima Virgen de Regla hasta el nuevo templo, dio comienzo la solemne Eucaristía de inauguración. El Sr. Cardenal consumió una hora de predicción, que versó sobre el versículo 8 del salmo 71: “Que domine de mar a mar”. El santo Cardenal moría en Sevilla a los cinco días.

6. OBRAS FINALES
Hacia el mes de Julio de 1906, terminan el decorado y la escalera de mármol que conduce al camarín. Faltaba coronar la torre. Se encomendó la obra al arquitecto gaditano José Romo Barrero. Él modificó el trazado de Fr. José Rodríguez, que había proyectado una torre más alta, el arquitecto temía el empuje de los vientos.

Las campanas sonaron por vez primera el 8 de Septiembre de 1909, a las doce del día, anunciando la solemnidad con que ese día la Iglesia honra a María.

  
 
 
Paseo Costa de Luz 91 - 11550 Chipiona, Cádiz • Tel.: 956 370 989 • Fax: 956 374 621 • info@santamariaderegla.com
Casa de Espiritualidad Santa María de Regla :: © Todos los drechos reservados :: D&D:alecat.com